Hijos y nietos del exilio republicano
 
 

PROTAGONISTAS

 

JEAN CLAUDE TORRES

   
 
Argelia
Robert Ferrer
Sylviane Ortega
Lina Poquet
Annik Valldecabres
Alicia Vázquez

Argentina
Antonio Callejón
Sergio Dantí
Margarita Martínez
Guillermo Vendrell

Colombia
Miguel Trias

Chile
Salvador Goya
Mónica Goya

Marruecos
Jean Claude Torres

México
Ángela Botella
Andrea Luquín
Estrella Olvera
Carmen Simón
Rosa Tineo

Túnez
Carmen López
José Carlos López

Uruguay
Pablo Molero
Mario Pérez

Venezuela
Jean Cebriá
Carolina Luis
Maya Gracia
Ambar Maldonado
Marina Silvestre
José Silvestre
 

Me llamo Jean Claude Torres Francés, lugar de nacimiento: 12 de marzo del 45 en Fez, Marruecos, mi madre Vicenta Francés  Mora, nacida en la provincia de Alicante, Parcent, el 12 de febrero de 1920. Mi padre Antonio Torres Ferrer nacido en Palma de Mallorca, el 22 de febrero de 1920.
Mi abuela materna, se llamaba Josefa Mora y mi abuelo materno Francisco Vicente Francés y por parte de mi padre Francisco Torres

De parte de mi padre mi abuelo tenía un barco y navegaba, mi padre navegaba con él también y hacían comercio con la península, con el sur de Francia: siempre estuvieron de parte de  la República y  de parte de mi madre eran más bien comunistas.

 

Presentación
Metodología
Galería fotográfica
Música y videos
Otros documentos y enlaces
Bibliografía
Créditos y agradecimientos
Blog
Exiliorepublicano.net

BLOG

MEMORIAL DEMÒCRATIC


CORREO ELÉCTRONICO

info@exiliorepublicano.org

Mi madre, como la familia era prácticamente republicana, se marchó, tendría 19 años. Marcharon mi abuela materna, mi tía y ella, exactamente no te podría decir el nombre del barco, pero era el último barco que salía del puerto de Alicante .

Mi  padre se fue solo, porque en Argel tenía dos tías que trabajaban para un judío y entonces hicieron ir a mi padre y mi padre fue ahí. Los abuelos se quedaron en España.

Mi padre conoce a mi madre porque en Argel había muchos refugiados, y como siempre en estos casos los españoles se juntaban, conoció a mi madre allí y se casaron prácticamente meses después.

Mi hermano nació en el año 42, cuando estaba el régimen de Petain, Después de la guerra nací  yo prácticamente un mes y medio antes del final, en marzo, y el ocho de mayo terminó la guerra y después nacen mis dos hermanas

Voy a una escuela pública y me quedo en Argelia hasta los 17 años, cuando mi padre decide que todos debemos tener la nacionalidad francesa, antes éramos apátridas y en el 62 nos marchamos a Francia. En Perpignan termino el colegio, después cambiamos de lugar hasta que llegamos a París ahí empecé a estudiar Económicas en la Sorbona sigo estudiando y trabajando y estoy en París hasta 1968 y decido radicar en Valencia.

_____________________________________________________________________

Em dic Jean Claude Torres Francès, lloc de naixement: 12 de març del 45 a Fes, Marroc, la meva mare Vicenta Francès Mora, nascuda a la província d'Alacant, Parcent, el 12 de febrer de 1920. El meu pare Antonio Torres Ferrer nascut a Palma de Mallorca, el 22 de febrer de 1920.
La meva àvia materna, es deia Josefa Mora i el meu avi matern Francisco Vicente Francès i per part del meu pare Francisco Torres

De part del meu pare el meu avi tenia un vaixell i navegava, el meu pare navegava amb ell també i feien comerç amb la península, amb el sud de França: sempre van estar de part de la República i de part de la meva mare eren més aviat comunistes.

La meva mare, com la família era pràcticament republicana, va marxar, tindria 19 anys. Van marxar la meva àvia materna, la meva tia i ella, exactament no et podria dir el nom del vaixell, però era l'últim vaixell que sortia del port d'Alacant.

El meu pare se'n va anar sol, perquè a Alger tenia dos ties que treballaven per a un jueu i llavors van fer anar al meu pare i el meu pare va ser aquí. Els avis es van quedar a Espanya.

El meu pare coneix a la meva mare perquè a Alger havia molts refugiats, i com sempre en aquests casos els espanyols s'ajuntaven, va conèixer a la meva mare allà i es van casar pràcticament mesos després.

El meu germà va néixer l'any 42, quan hi havia el règim de Petain, Després de la guerra vaig néixer jo pràcticament un mes i mig abans del final, al març, i el vuit de maig va acabar la guerra i després neixen les meves dues germanes

Vaig a una escola pública i em quedo a Algèria fins als 17 anys, quan el meu pare decideix que tots hem de tenir la nacionalitat francesa, abans érem apàtrides i en el 62 vam marxar a França. A Perpinyà terme l'escola, després canviem de lloc fins que arribem a París aquí vaig començar a estudiar Econòmiques a la Sorbona segueixo estudiant i treballant i estic a París fins al 1968 i decideixo radicar a València.

Entrevista

¿Nos puedes dar tu nombre completo, el nombre de tus padres y tu lugar de nacimiento?

Me llamo Jean Claude Torres Francés, lugar de nacimiento: 12 de marzo del 45 en Fez, Marruecos, mi madre nacida en la provincia de Alicante, Parcent, el 12 de febrero de 1920. Mi padre en Palma de Mallorca, el 22 de febrero de 1920. Aunque mi padre tiene una fecha distinta en Francia, tiene una fecha de 5 años mayor porque cuando se fue a Argelia tenía 18 años, era menor de edad y entonces muchos refugiados menores de edad los volvían a España y cambió la fecha de nacimiento. Después se regularizó, conservó esta diferencia cuando entró en la Legión, porque en la Legión se puede cambiar de nombre, de fecha, etc. y se volvió legal. Entonces hay una diferencia entre la partida de nacimiento española y la que tiene en Francia, por esta razón. A mi madre la conoció en Alicante, mi madre se llama Vicenta Francés y mi padre Antonio Torres.

¿Jean Claude, tú sabes un poco la historia de tus padres y de tus abuelos durante la guerra y cómo salen hacia Marruecos?

No, hacia Argel primero, porque mi hermano mayor nació en Argel, después mi padre entró en la Legión, estuvimos en el cuartel de Fez.

Su abuelo paterno

Nos cuentas un poco la historia de ellos durante la guerra.

De parte de mi padre pues mi abuelo tenía un barco y navegaba, mi padre navegaba con él también y hacían comercio con la península, con el sur de Francia: Sète, Marsella. Estuvo del lado de la República la familia de mi padre.

Y cuando terminó la guerra le quitaron la licencia de capitán de barco a mi abuelo y entonces claro era nueve hijos, mi padre era el mayor de nueve y lo pasaron pues muy mal, muy mal. Porque mi abuelo tuvo que malvender su barco y habrá que esperar hasta la muerte de Franco para que después le diesen la pensión de capitán.

¿Tu padre era muy joven cuando la guerra?

18 años en el 39, casi 19.

Su padre

¿Y siempre el trabajo que hizo fue con el barco?

Mis abuelos sí, de familia, es que toda la familia tenía barcos, eran judíos conversos del siglo XVI, que se fueron muchos a Baleares. Torres, es un hombre de origen judío, aunque ellos no, ellos no eran judíos.

¿Y por parte de tu madre?

Por parte de madre ella viene de una familia de pequeños campesinos, de campesinos de Alicante, de Parcent, y mi abuelo, como casi todos allí, porque eran pequeños propietarios, (ahí no había prácticamente latifundistas, menos uno que había, pero los otros todos eran pequeños propietarios) y se habían ido, como prácticamente todos los hombres del pueblo, a América.

Mi tío por ejemplo en Nueva York trabajó en la fábrica Remington de armas, mi abuelo se marchó a Argentina, a la pampa y tuvo al final una enfermedad muy grave de tuberculosis, le sacaron un pulmón y se vino a España. Toda la cosecha fue comida por los saltamontes, una plaga de esas de saltamontes y fue un desastre, tuvieron que mandarle dinero para el barco y todo, entonces prácticamente todos se habían ido. Y también a Argelia, prácticamente estos pueblos de la provincia de Alicante se iban a África del Norte, a Orán, Argel y la fase anterior de inmigración era a América, sobre todo a Argentina, Mendoza.

¿Por parte de madre también eran republicanos?

Sí, todos. De parte de mi padre era más bien republicanos, y de parte de mi madre eran más bien comunistas.

En cuanto a mi abuelo materno, que en el momento de la guerra era un señor bastante mayor, pues estuvo en el puerto de Alicante y en los últimos momentos tenía plaza en el barco lo que pasa es que cedió la plaza ésta porque había un conocido suyo que arriesgaba mucho más, que había sido responsable político y entonces le dejó pasar en el barco y mi abuelo se quedó en Parcent.

Estuvo detenido, lo azotaron en la plaza del pueblo y como son pueblos pequeños casi todos son familias, entonces familiares que eran de derecha intentaron que fuera la menor pena posible, pero fue una humillación muy grande, porque claro, delante de todo el pueblo, -una persona que no había hecho nada-, azotarla. Las mujeres que habían participado les cortaban el pelo también.

Bueno lo que sí te puedo decir es que en este pueblo que era bastante republicano, la mayoría, pues hubo represión, es decir muchos se fueron a la cárcel, mi tío por ejemplo estuvo condenado a muerte y curiosamente los alemanes, vinieron al pueblo, -sabían, porque estaban muy bien informados-, y le dijeron a mi abuelo que su hijo había sido condenado a muerte y que si les daba dinero que ellos tenían poder para evitar que lo matasen. Y mi abuelo que tenía entonces, unos 15.000 duros, que era muchísimo dinero, que había ganado en Argelia y en América, era bastante dinero, lo dio todo para salvar a mi tío. Y lo pasaron a condena, no sé si de ocho años, estuvo en la cárcel, casi se muere porque tuvo una infección de la cabeza, prácticamente, fue dejado por muerto, en un ataque de locura se pegó contra la pared, se abrió la cabeza y se salvó, porque salió todo el pus que tenía, todo salió, porque como era también curandero, pues con las hierbas que encontraba por el campo se curó.

¿Tu madre qué edad tenía en esa época?

Pues mi madre, como la familia era prácticamente republicana, se marchó, y mi madre tendría 19 años. Marcharon mi abuela materna, mi tía y ella.

¿El barco en el que se tenía que haber ido tu abuelo era el Stanbrook?

Exactamente no te podría decir el nombre del barco, pero era el último barco que salía, creo que es el que has dicho tú, del puerto de Alicante y le dejó el sitio porque al otro lo hubieran fusilado seguro. Y él dijo, yo soy mayor, no hecho prácticamente nada, ni coger un fusil.

Entonces, cuando termina la guerra, por un lado sale tu padre con la familia y por otro lado tu madre.

No, mi padre se fue solo, porque en Argel tenía dos tías, que no conocía de nada, porque mi abuela era de Ibiza, y dicen que había en Argelia dos de sus hermanas que trabajaban para un judío y entonces hicieron venir a mi padre y mi padre fue ahí. Estaba en casa de estas tías, estaban en una posición muy buena, muy buena porque a pesar de ser criadas, como no tenían familia ni nada, vivían bien. Y me acuerdo que este judío para evitar problemas cuando empezó la Guerra Mundial, -porque claro estaba el régimen de Petain, que era fascista completamente, (a los franceses no les gusta decir que era fascista)-, pues tenía en la entrada de su casa, siempre me lo han contado, una estatua maciza de plata de Juana de Arco, -Juana de arco era el símbolo del régimen de Petain-, para que si la policía entrara pensase que no era judío.

Porque en Argelia sabes que por los pelos a los judíos no los tocaron, porque los árabes de allí, como en Marruecos, como en Túnez, se opusieron a los franceses diciendo que a los judíos que no los tocasen, fue gracias a los árabes de Argel, de Túnez y de Marruecos que los judíos africanos, prácticamente todos se salvaron, algunos deportaron, pero fueron pocos, y eso hay que decirlo.

Entonces tu padre se va a Argel y tu abuelo y la familia.

Mi abuelo se queda en Palma, era republicano, su trabajo era transportar mercancías y municiones, siempre había sido capitán pero le quitaron la licencia y tuvo que malvender el barco.

¿Y se quedó siempre en Palma?

Salió, se fue a Ibiza, se fue a otros sitios, la familia de mi padre lo pasó muy mal, porque él se fue también a Ibiza, sin poder trabajar, porque no le daban trabajo en la Marina y entonces de vivir muy bien, a vivir muy mal, y entonces eran ocho hijos, mi padre se había marchado ya, era el mayor.

¿Y por parte de tu madre, qué pasa con el abuelo después de la paliza?

Mi abuelo como no había hecho nada, ni había cogido un fusil, pero sí que era conocido como de izquierdas, lo detuvieron, pero al no tener ningún cargo contra él, se limitaron a azotarlo.

Su abuelo materno

¿Y sale del fuera?

No, mi abuelo no, mi abuelo materno se quedan en Alicante. Había vuelto de Argentina malo de un pulmón y entonces...

¿La que sale es tu madre?

Sí, sale mi madre con su madre y su hermana, las tres salen a Argel.

Su madre, su tía y su abuela

Entonces en algún momento ¿cómo se encuentran tus padres?

Como en Argel había muchos refugiados, y como siempre en estos casos los españoles se juntaban, conoció a mi madre allí y se casaron prácticamente meses después.

¿Tienes idea de haber escuchado si tus padres tenían la idea de volver? ¿son de los que siempre dejaron la maleta hecha porque querían volver?

Sí, hasta el año 52, 54 pues mis padres pensaban volver, lo que pasa es que mi padre que había estado como militar cuando le dijeron que tenía que ir a Indochina a combatir ahí, pues mi padre salió de la Legión y estuvo un par de años trabajando para el estado de mecánico y de chofer también, no podía ser funcionario porque no tenía la nacionalidad francesa.

Tenía ventajas mi padre en coger la nacionalidad porque al ser antiguo militar y también había sido herido en Alemania dos veces, pues tenía prioridad y podía ser funcionario y es justamente cuando en el año 54, de que ya se consolida Franco, y etcétera, que decide pedir la nacionalidad francesa.

Bueno es que esto es interesante, por ejemplo la ley anterior, antes del régimen de Petain, como es la ley del territorio en Francia, como en España, que los nacidos en territorio de Francia son franceses, o pueden serlo a los 18 años si los padres son extranjeros.

Pues mi hermano que nació en el año 42, cuando estaba el régimen de Petain, se había suprimido esto, es decir que ya no bastaba con nacer en territorio francés, que Argel era departamento francés, contrariamente a Marruecos que era un protectorado y Túnez también. Pues en Argel mi padre, cuando nació en el 42 mi hermano, lo naturalizó francés, desde el momento de nacimiento. Después de la guerra, yo nací prácticamente un mes y medio antes del final, en marzo, y el ocho de mayo terminó la guerra…

¿Tu padre, cuando nace tu hermano, todavía no estaba en la legión extranjera?

Sí que estaba en la legión extranjera, en el 42, e incluso habían retirado la nacionalidad francesa a gente que hacía tiempo que eran franceses, como el régimen fascista y nacionalista pues estaba muy mal visto, de aquí que en Argelia y en toda la Francia casi todos los exiliados españoles tenían nombres franceses en seguida porque había un problema de no tener nacionalidad y de poder ser expulsado.

Y entonces tu padre cuando nace tu hermano se va para Marruecos con tu madre

Se va a Marruecos con el regimiento, a Fez, y yo nací ahí en el hospital militar, en el 45. Y como mi hermano había nacido en territorio francés y yo no, porque Marruecos era un protectorado francés, entonces yo he nacido en el extranjero, es decir no tenía la nacionalidad francesa conservaba la española y cuando mi padre después en el año 54 deciden nacionalizarse francés, nos nacionalizamos mi padre, mi madre y yo.

Sus padres y su hermano François

¿Cuando tu padre regresa a Argel, después allí tus hermanas nacen, en Argel?

Después nacen mis dos hermanas, cuando se anulan las leyes de Petain, y ellas por haber nacido en Argel sí que tenían la nacionalidad francesa.

¿Tu sabes si tus padres tenían relación con la gente del exilio, en Argel, venían amigos republicanos a tu casa?

Sí, muchos y del pueblo muchísimos, del pueblo de mi madre muchísimos. Igual eran 10 o 12 del pueblo de mi madre, es decir que teníamos ahí prácticamente familia, bueno eran prácticamente familia.

¿Tu papá estuvo en algún momento políticamente haciendo algo hacia España?

Mi padre, es que después de la guerra prácticamente dejó de tener una actividad política, pero en la Legión sí. Mi padre por ejemplo era sargento y mi padre sirvió de intermediario, es decir, que el servicio de información de la Legión, es decir el CESID francés, (en cada regimiento hay un servicio de espionaje), mandaron a mi padre para hablar con los americanos antes del desembarco en África del Norte y mi padre sirvió de intermediario, a las órdenes del regimiento, se fue hablar con los americanos diciendo que la Legión no iba a oponerse.

Y era importante porque ningún soldado francés se mueve si la Legión no se mueve, es decir que es el cuerpo élite y entonces lo que iba a decir era importante porque si la Legión se oponía al desembarco en Marruecos y en Argelia y en Túnez pues los americanos lo hubiesen tenido bastante crudo. Hubiesen desembarcado evidentemente, pero hubiese habido… y al tener la autorización de la Legión… Y se entiende porque la Legión en ese entonces era muy, muy progresista.

Porque la Legión al principio eran maleantes y tal, pero en esta época eran mayoría de cosacos blancos, que al invadir la Alemania, Rusia, habían entrado dentro de la legión francesa para luchar contra los alemanes porque querían volver a la Unión Soviética después de la guerra. Entonces había muchísimos cosacos y muchísimos españoles, entonces allí es digamos un cuerpo de elite y los oficiales siempre eran los mejores porque siempre había 1° más, un capitán era un comandante, etc., un coronel era un general de brigada, entonces la legión conseguía los mejores militares.

Y estos militares, pasaron de mandar a delincuentes a gente política, aunque sean los cosacos, pero que defendían Rusia digamos y a partir de la invasión de Rusia son nacionalistas y quieren luchar contra los alemanes. Y los españoles, con un punto de vista ideológico y que no planteaban ningún problema de disciplina ni nada. Y hay un cambio, el cuerpo más progresista de todo el ejército fue la Legión y la peor como siempre, la Marina, que eran… y siguen siendo, se llama la Real no por nada, el apodo que le dan a la Marina es ‘la Real’.

Es decir y una cuestión importante, que además cuando De Gaulle cogió poder pues a mi padre lo condenaron después de la guerra por inteligencia con el enemigo porque había pactado con los americanos. Él era un mandado, en la legión un sargento no podía hacer nada. Pues el único que tuvo dos meses de cárcel, por De Gaulle, -que normalmente es incongruente porque era aliado de los americanos-, fue mi padre.

Su padre Antonio Torres

¿Nunca fue a un campo de concentración?

No.

Cuando tú naces vives un año en Fez y después se regresan Argelia. Cuando tienes una edad que empiezas a recordar cosas, ¿recuerdas si había lugares donde se juntaban los exiliados?

No, no, en Argelia esto estaba prácticamente prohibido, toda actividad política, al ser una colonia, la mentalidad era de derechas, derechas, hasta tal punto que incluso nosotros que en casa teníamos una educación digamos muy liberal, muy republicana, pues había una influencia de la educación que recibías, -muy buena por cierto, todo el sistema, hay que reconocerlo, todo el sistema administrativo colonial era estupendo, funcionaba como un reloj. Primero porque eran los mejores que se iban allí desde Francia, porque había ventajas económicas, cada dos años de África contaban para tres años, después se retiraban a los 50 años.

Jean Claude con su madre y sus hermanos

¿Vas a una escuela pública?

Sí voy a una escuela pública, te voy a decir, nuestras condiciones económicas eran fatales, vivíamos en condiciones, vamos, -aparte de los árabes, los argelinos allí-, éramos pues los últimos monos, vivíamos, hasta los 14 años en dos habitaciones más pequeñas que ésta, sin cocina, servían de todo, baño en el exterior, no había agua potable, etcétera, en condiciones bastante, bastante, malas; pero estábamos en un barrio de los mejores de Argel, es decir en medio de un medio económico relativamente elevado, lo que acentuaba pues esto. Estás en una isla de gente que vivía bastante bien y pues eras prácticamente el sub proletariado. Y la escuela era una de las escuelas mejores que había en Argel, que el sistema educativo francés era entonces excelente y pues estuve allí, argelinos prácticamente no había ninguno.

¿Eran todos extranjeros?

Al ser un barrio céntrico pues los argelinos estaban en la periferia, en chabolas, o en casas, al lado de fábricas. Aquí nada más había franceses o inmigrantes, pero además de nivel económico bastante alto.

¿Tus amigos eran de la escuela y del barrio, o tenías amigos hijos de exiliados republicanos?

No, hijos de republicanos los menos, porque Argelia hay una cosa, que es que había de todas las nacionalidades, había franceses pero como eran de origen italiano o, había de todo. Entonces pues uno era de origen italiano el otro era pues de origen belga, alemán, había gente de todas partes.

Sin embargo no tenía de pequeño amistad prácticamente con árabes, primero prácticamente porque en mi barrio no había y fue chocante porque después cuando cambie de barrio sí que había árabes un 40% o 50%. Fue chocante porque por primera vez pues estabas con alumnos árabes y mentalmente sin que te hubieran dicho nada, pues pensabas que los árabes eran inferiores, porque tenían un mal trabajo, vestían mal, comían mal y todo esto, y de repente en el colegio ves que uno es mejor que tú en gimnasia, el otro en matemáticas etc. y dices…

Es un choque cultural es decir, indirectamente la influencia, la ideología, penetra sin darte cuenta y eso cuando llegas a reflexionar 12, 13 años, es un choque realmente, que unas cosas que creías que eran ciertas o normales, encuentras que es anormal totalmente. Y eso no era yo al vivir en mi casa, porque en casa mi padre tenía amigos árabes, mi padre era republicano y mi madre también, pero ya sin querer, sin que nadie te dijese nada, simplemente por vivir en un sitio donde sí que hay…, formalmente no hay racismo, pero la realidad es ésa, de que hay un racismo total.

¿Hasta qué tiempo vivieron en este barrio de clase media-alta?

Hasta los 14 años.

Y cuando ya fuiste al Instituto es cuando se cambian.

Sí y curioso porque me acuerdo un día que mi padre me causó un choque porque me dijo “mira te voy a decir algo, no te enfades, simplemente es por curiosidad, ¿cómo es eso de todos tus amigos son judíos o árabes?”, dice mi padre “a mi no me molesta, estoy curioso, porque siempre ha sido así, desde pequeño siempre han sido judíos y árabes”.

Entonces yo digo “no” y empiezo a contar y digo “sí, efectivamente sólo tenga uno que no es ni judío ni árabe” y entonces empecé a pensar por qué todos los amigos que tengo son árabes o judíos. Y encontré la solución: era porque realmente los europeos no quería saber nada de los judíos, de los judíos aún, porque eran muchos y tenían una formación superior (casi todos los médicos eran judíos y tenían una situación bastante buena y ellos sí que tenía nacionalidad francesa desde prácticamente pocos años después de la conquista). Y los árabes igual. Y me di cuenta porque prácticamente era el único europeo digamos que tenía contacto, que no hacía diferencia, que no miraba si era italiano, inglés, si era árabe, etc. Y al ver esto, los árabes que eran rechazados por todos pues venían conmigo y los judíos igual y los judíos sabían que yo tenía orígenes judíos y yo tenía mucha amistad con ellos hasta tal punto que prácticamente todos los sábados comía con mis amigos judíos, el padre de uno de ellos era uno de los grandes rabinos de Argel. Y los árabes también yo iba a sus casas y pues iban normal, sin velo, si nada.

¿Tú fuiste español hasta qué edad?

¿Y tu madre trabajaba?

No mi madre no trabajaba, se estilaba poco que la mujer trabajara.

La lengua vehicular era el francés.

No, en mi casa la lengua vehicular era el catalán, derivado del catalán es decir mezcla de valenciano y de mallorquín, que son dos dialectos del catalán, en casa era esto. Yo el castellano lo practiqué aquí.

¿Al cocinar tu madre hacía cosas más de tipo español?

Totalmente, para nosotros era todo la mentalidad española, eran españoles los padres, la comida era española, era muy parecida la de Argelia, y la italiana también que son digamos comidas mediterráneas, la comida mediterránea se parece.

¿Y tú en algún momento llegaste a imbuirte, por decirlo, en la comida argelina y en este tipo de cosas?

Sí, porque es muy natural, la comida árabe no tiene ningún problema para nosotros es comida mediterránea, la judía igual, es decir que no hay mucha diferencia con la que tenemos aquí. Nosotros cuando nos marchamos de Argelia en el año 62, con la independencia, llevamos el cuscús y nosotros, en mi pueblo, todo el mundo hace cuscús porque han estado en Argelia, en Francia también. Hay cosas que no se comían en Francia y cuando llegaron casi un millón de europeos de Argelia pues se cogieron costumbres de comida argelina, árabe.

¿Hasta qué edad estás tú en Argel?

Hasta los 17 años. En el 62 nos marchamos.

Ustedes salen cuándo se independiza…

Nosotros tuvimos la ventaja de que mi padre, bueno toda la familia menos mi hermano mayor, nos fuimos en enero del 62 y la independencia fue en junio. Entonces nos marchamos en buenas condiciones, aunque fuese en la noche en que hubo 300 bombas en Argel, que creía que era una tormenta y yendo al aeropuerto, todas las tiendas, todo destrozado, eran 300 bombas en una noche. Nos fuimos en un barco hasta Francia y estuvimos dando vueltas en Francia durante 4, 5 meses para ver qué pasaba en Argel.

Porque antes de marcharnos, quiero explicar una cosa, mi padre tenía problemas de seguridad porque trabajaba como funcionario y había echado a un árabe que era uno de los responsables del FLN y le habían amenazado. Mi padre fue a ver a su antiguo teniente, que era entonces comandante, que era jefe de estado mayor, que era general en jefe en Argel, fue a verle y le dijo “mira me voy a ir a Francia”. Y entonces este comandante le dice “mira yo no te puedo decir nada pero mejor que no vuelvas”, únicamente le dijo así, “vete y no vuelvas”, sabía perfectamente que aquello se había terminado.

Y entonces nos marchamos en bastantes buenas condiciones mientras que seis meses después, cinco meses después, ya la gente venía, de repente ahí, barcos llenos, etc., casi un millón de personas, 900.000 personas se marcharon de Argel.

¿900.000 personas?

Sí, vinieron en dos o tres meses, imagínate tú la situación. Nosotros tuvimos esa suerte, de marcharnos en el tiempo que se podía marchar bien. Y de ahí fuimos a Perpignan.

¿Y se van tu padre tu madre y tus cuatro hermanos?

Mi padre y mi madre se habían separado, estaban divorciados ya, y entonces con mi padre estuvimos en Perpignan, un pueblecito, que cuando llegamos ahí estaban todos con unas caras, hablaban catalán, porque es la Cataluña francesa.

¿Tu madre se queda en Argel?

Mi madre se queda en Argel con mi hermano. Y mi hermano sale después porque justo antes de la independencia los militares vinieron a buscar a todos los jóvenes y los llevaron a Francia, que es la operación Chimú que se llamó, para evitar que los matasen, entonces cogieron a todos los jóvenes que tenían más o menos la edad del servicio militar y los llevaron en avión a Francia. Y mi madre también, justo después cuando vio que mi hermano estaba en Francia se fue a Francia también.

¿Y ellos donde estaban?

En Tour en el cuartel donde estaba mi hermano.

¿Cómo fue cuando tu llegas a Perpignan?

Mal recibidos

¿Fue muy fuerte el cambio? Tú estabas acostumbrado a tus amigos y ¿qué pasa cuando llegas a Perpignan?

Y nosotros, que nos fuimos con un coche y maletas nada más, el coche que teníamos y las maletas, todo lo dejamos en Argel. Mi padre era funcionario y pues eso y tardó dos años o tres en encontrar trabajo, pero le pagaban porque era funcionario, el funcionario tiene el sueldo, pero escribiendo cartas para ver qué ayuntamiento necesitaba gente. Pero nosotros no teníamos problemas económicos porque nos pagaban igual.

¿Entonces en Perpignan cómo transcurre tu vida?

Termino el colegio, porque estuve un año sin ir, nos marchamos a principios de enero y entonces desde entonces no fui al colegio. Me integré muy bien, tengo buenos recuerdos, pero el principio fue bastante duro, llegaba bastante gente de Argelia también y cuando venían los barcos de Argelia íbamos, toda la gente del pueblo, pues a ayudar a la gente que lo necesitaba, a la gente mayor, etcétera. 

No, muy bien, una vez que te conocen, es decir los prejuicios son los que matan todo, hay buena gente en todos sitios, eso es evidente, hay gente con corazón en cualquier sitio, hay un porcentaje de buenos, de malos, en todos los sitios.

¿Y cuántos años te quedas en Perpignan?

Dos años, después le dan un trabajo a mi padre en el centro de Francia, en el macizo central, en una ciudad pequeña.

¿Y tú y tus hermanas siguen con tu padre?

Sí. Estuvimos un año y medio y también una integración fácil, gente muy cerrada pero muy buenos, al ser inmigrantes tenemos una facilidad increíble para acostumbrarnos. Argelia era un mundo, había franceses, italianos, de todo, de todos los caracteres y entonces tenías una amplitud que no tienes en otro sitio y eso enriquecía mucho porque venía la gente de todas partes. Y la cultura, la comida, todo una mezcla: de italiano, de español… y eso te enriquece y te hace tener un espíritu abierto.

¿Tú sigues estudiando mientras tanto?

Yo sigo estudiando y después me voy a París con mi madre, mis hermanas se quedan con mi padre y yo me voy a París, estaban mi hermano y mi madre.

¿En París estudias?

En París estudio, primero Económicas en la Sorbona y al mismo tiempo entró en contacto con el movimiento estudiantil español de Valencia, la asociación democrática de estudiantes valencianos, que luchaba contra el franquismo y me nombran representante de los estudiantes democráticos de España en Paris. Allí organizamos cantidad de actividades, de manifestaciones, y estamos en los locales de la UNEF, del sindicato mayoritario de los estudiantes de Francia, ahí estamos prácticamente trabajando todos los días para la democracia española.

Jean Claude con 20 años

¿Trabajabas aparte?

Sí, trabajaba y estudiaba, porque mi madre no tenía medios para mantenerme, entonces tenía una habitación, una chambre de bone, que se dice, bajo los tejados de París, estaba a 300 m de los campos Elíseos, es decir en un barrio inmejorable, pero con una habitación de 7 m², con el wáter en el pasillo y al principio sin agua potable.

Entonces trabajo, como estaba en la facultad pues había buscado un trabajo de limpiar cristales y oficinas, mi horario era de 6 de la mañana hasta las 8:00 - 8:30 y por la noche desde las 6 hasta las 10, es decir que desde ahí tengo la costumbre de levantarme siempre temprano, a las cinco estaba levantado.

¿Siempre estuviste en contacto con los españoles?

Sí, siempre, representaba a los españoles y teníamos una organización muy importante, porque los que estaban en la Casa de España éramos un grupo cuando menos de 60 o 70 personas, profesionales, prácticamente profesionales (algunos becados, pero otros sin cobrar nada claro, porque no había dinero).

¿Y la relación con los franceses cómo era?

Sin problema, el medio estudiantil en Francia lo que tiene es que, -y más en esta época-, lo español, desde el punto de vista popular, (es decir el pueblo), siempre estaba con la República española, lo tenían en el corazón, las brigadas internacionales tenían muchos franceses; ahora, en las clases políticas era distinto.

Pero ningún problema, los franceses sobre todo el medio estudiantil era muy abierto y muy democrático, ya había la guerra de Vietnam que movilizaba a todo el mundo, es decir que lo que daba consciencia política era sobre todo la guerra de Vietnam, que estábamos cada 2 por 3 manifestándonos y habíamos montado una organización muy buena en toda Europa.

Éramos capaces movilizar a mucha gente, es decir que por teléfono pedíamos a Berlín, a todas las ciudades y en una hora éramos capaces de movilizar toda Europa, a los estudiantes, y viceversa, ellos nos llamaban y nosotros lo hacíamos, estábamos muy bien organizados en este sentido.

¿Y hasta cuando te quedas en París?

Pues hasta el 68, con los acontecimientos del 68 me vine por dos razones, primero porque consideraba que entre estar (luchando) en París y aquí con el franquismo, lo mejor era venirme a España. Además como pensaba en la época y sigo pensando, que la violencia no era el camino, que era únicamente de forma democrática. Y te puedo decir una cosa, que he estado fichado por la policía, pero nunca me han molestado, incluso directamente me propusieron defenderme con armas y esta cosa, gente infiltrada y yo decía ¿y qué voy hacer con una pistola?, para que me pegues un tiro, no.

Entonces en el 68 decides venirte a España.

Por dos razones por razones políticas, pero respetando el espíritu democrático y esperando que España poco a poco pues cambiase y que el régimen desapareciese, por desgracia pues hubo que esperar hasta la muerte de Franco. Y la otra razón es que mi novia, que era valenciana, era de aquí, pues se puso enferma y tuve que venir, por eso te digo que por esas dos razones. Me puse a trabajar de profesor aquí.

Jean Claude con 35 años

¿Te viniste sólo?

Me vine con mi novia y estuve aquí dos meses del 68 y ya en el 69 me quede aquí.

Tu padre y tu madre se quedan en Francia.

Sí, y mis hermanas y mi hermano se quedan también en París.

¿Actual actualmente viven en París?

Mi hermana mayor, bueno que es la tercera de la familia se casa con uno de León y viven en León, la pequeña se casa más tarde con uno de Albacete y se va a Albacete, yo me caso aquí en Valencia y me quedé en Valencia.

Mi hermano se casa en París con una chica del pueblo de mi madre. Porque mi hermano que no te lo he dicho, mi hermano a los 56 años se viene a España con mi tío algunos meses, pero finalmente se quedará seis años. Conoce, bueno, la conocía porque habían estudiado juntos en el colegio en el pueblo, a su novia y se casará con ella. Y ahora mi hermano vive en el pueblo con su mujer y sus hijos están en París.

Me imagino que el motivo de haber venido a vivir a Valencia era porque tu madre es valenciana y porque tu novia también es valenciana.

Sí y por el contacto con la Universidad Valenciana, es decir con los estudiantes valencianos.

Cuando llegas a Valencia ¿cuál es tu impresión viniendo desde París?

Venía todos los años, desde que tengo seis años prácticamente hemos venido todos los años a Valencia, todas las vacaciones: los tres meses de verano hemos venido porque mi padre al ser funcionario tenía vacaciones pagadas cada dos años.

Pero no es lo mismo vivir en París que vivir aquí, en Valencia.

¿Has ido a conocer los lugares donde nacieron tus padres?

Sí, los sitios de mi padre, pues a Palma vamos menos pero también hemos estado bastante, tengo familia en Palma y en Parcent, te digo desde los seis años hemos estado viniendo prácticamente todos los años, es el lugar donde nació mi madre y digamos mi pueblo, tengo a todos mis amigos y tengo una casa también.

Cuando llegas a Valencia ¿te pones a trabajar como profesor?

Sí, como no había terminado la Universidad, continúo por correspondencia y me voy a Francia a pasar los exámenes. Pero Economía no podía, porque Economía sobre todo en París era muy difícil y si no hacías los trabajos prácticos, si no estabas allí, estudiar por correspondencia Economía era prácticamente imposible. Y me pasé a una educación que tenía interés desde siempre: Historia, Historia sí, con libros te apañabas y entonces hice la licenciatura y después la maestría de Historia en París.

¿Cuando llegaste a vivir aquí al pueblo tenías problemas de aceptación, la gente te miraba extraño?

No, en el pueblo todo el mundo me conocía y aquí, de decir una cosa, nosotros, porque todo tiene sus ventajas (porque por muchos inconvenientes que haya siempre hay ventajas), la gran ventaja que tenemos es siempre adaptarte, nosotros teníamos que adaptarnos, es decir tenías que tú hacer un esfuerzo para integrarte. Eso de llegar y esperar que te abran las puertas, que los otros hagan los esfuerzos, eso no se me hubiese ocurrido. Tú llegas a un sitio y eres tú el que tienes que hacerte aceptar, ellos están en su casa y tienes que hacer el esfuerzo para que te abran las puertas.

Evidentemente cuando llegué estaba todo cerrado, y poco a poco, no muy rápidamente se dieron cuenta que lo que teníamos era un coche y maletas, no éramos explotadores de árabes, de argelinos, etcétera. Entonces a partir de ese momento dijeron “esos tíos están peor que nosotros”. Después, el hecho de hablar la lengua, su idioma, el catalán, etc., cuando sus hijos, la mayor parte, ya no hablaba el catalán, también abría las puertas.

Entonces, el que se queda es el que tiene que hacer el esfuerzo y buscar. Si vas buscando lo malo, hay cosas malas en todas partes, si vas a empezar con que esto es malo, esto está sucio, esto está… No, no, tú llegas a un sitio y tienes que hacer el esfuerzo. Tienes que escuchar, tienes que ver, lo que está mejor, lo que está peor, y entonces te aceptan, la gente es muy agradecida cuando haces esos esfuerzos, más que si eres de allí.

Yo me acuerdo que al final en el pueblo, en Perpignan, vamos tenían más consideración hacia nosotros que incluso hacia ellos. Y había una admiración porque decían éstos tíos llegan e intentan adaptarse a la situación, a la mentalidad, a lo que se hace, etcétera. Y no imponer yo mi cultura, eso es lo que no puede ser.

¿Y cuándo empiezas a hablar castellano?

Castellano pues aquí, en París también, porque con los amigos, lo que pasa es que trabajé toda la vida hablando en francés, porque estaba en el Liceo Francés de Valencia, yo daba clases de francés, entonces por eso el acento se pierde poco. Pero cuando no he dado clases…, y en Valencia también, habló catalán.

¿Qué es lo que más valoras de estar viviendo aquí en Valencia?

Primero es una ciudad muy agradable, muy bonita, está al límite ya…, la comunidad ha crecido bastante, Barcelona me gusta mucho, mucho más que Madrid pero porque hay el mar. Mi padre era de las islas y el mar para mí…, no es que vaya mucho al mar, pero sentir la proximidad del mar lo necesito, eso es cosa genética. Entonces me gusta muchísimo Barcelona y Valencia, lo que pasa es que Barcelona es más incómoda, es una ciudad muy densa, muy grande. Entonces Valencia realmente es una ciudad prácticamente como Argel en aquella época, actualmente Argel es mucho más grande, en aquella época aquí había 500.000 habitantes y en Argel habría 700.000, eran ciudades muy parecidas.

     
^ subir ^
   
      ______________________________________________________________________________    
     
©exiliorepublicano.org