Hijos y nietos del exilio republicano
 
 

PROTAGONISTAS

 

LINA POQUET

   
 
Argelia
Robert Ferrer
Sylviane Ortega
Lina Poquet
Annik Valldecabres
Alicia Vázquez

Argentina
Antonio Callejón
Sergio Dantí
Margarita Martínez
Guillermo Vendrell

Colombia
Miguel Trias

Chile
Salvador Goya
Mónica Goya

Marruecos
Jean Claude Torres

México
Ángela Botella
Andrea Luquín
Estrella Olvera
Carmen Simón
Rosa Tineo

Túnez
Carmen López
José Carlos López

Uruguay
Pablo Molero
Mario Pérez

Venezuela
Jean Cebriá
Carolina Luis
Maya Gracia
Ambar Maldonado
Marina Silvestre
José Silvestre
 

Soy Lina Poquet Poquet,nací el 25 de Enero de 1946 en Orán (Argelia).

Mis abuelos paternos fueron Genaro Poquet Comes nacido en Parcent(Alicante) y Rosa Navarro nacida en La Pobla Del Duc (Valencia). Mis abuelos maternos fueron José-Adriano Poquet Comes y Rosa Moll Mora,ambos nacidos en Parcent(Alicante).

Mis padres fueron Juan Poquet Navarro nacido en Barcelona en 1902 y mi madre Adelaida Poquet Moll nacida en Oran (Argelia) en 1906.

 

Presentación
Metodología
Galería fotográfica
Música y videos
Otros documentos y enlaces
Bibliografía
Créditos y agradecimientos
Blog
Exiliorepublicano.net

BLOG

MEMORIAL DEMÒCRATIC


CORREO ELÉCTRONICO

info@exiliorepublicano.org

Mis abuelos paternos fallecieron muy pronto ,mi abuelo pertenecía al centro republicano de Barcelona, y mi padre estudio en el colegio republicano. Mis abuelos maternos se fueron muy jóvenes a  Argelia. Mi abuelo Jose-Adrian estaba en la delegación de Oran cuando se fundó el Partido Comunista francés.Se quedaron siempre en Oran, cuando llega el Stanbrook al puerto de Oran organizó a los panaderos para que suministraran alimento a los refugiados.

 Mi padre al quedarse huérfano con 16 años se fue a Orán .Cuando estalló la guerra mi padre entró por Port-Vendres, para incorporarse al ejército republicano  y lo mandaron a Robles  donde estuvo hasta que lo evacuaron a Francia aquejado de un brote de paludismo, cuando recuperó el conocimiento no pudo regresar a España y como tenía el permiso de residencia en Argelia  regresó.
Cuando entra el gobierno Petain mi padre fue juzgado en rebeldía y condenado a muerte por pertenecer al partido comunista , permanece escondido hasta 1944 año de la entrada de los americanos.

En octubre de 1944 se casa civilmente con mi madre y yo nací en enero de 1946

Yo viví hasta los 20 años en Oran, ahí realicé todos mis estudio  obteniendo el título de magisterio y cuando mi padre se jubiló en 1966 volvimos a Parcent Alicante. Me casé y viví en Ondara Alicante  tuvimos tres hijos  Lucia, Juan Salvador y Lina.

Más tarde por cuestiones ideológicas por que mi marido  pertenecía   a la UGT ,el banco donde trabajaba lo destinó  a Ceuta  en 1983,  donde estuvimos 15 años. En 1997 regresamos a Parcent   mi marido falleció en el 2003 y nosotros continuamos en Parcent

_____________________________________________________________________

Sóc Lina Poquet Poquet,nací el 25 de Gener de 1946 en Oran (Algèria).

Els meus avis paterns van ser Genaro Poquet Comes nascut en Parcent(Alicante) i Rosa Navarro nascuda a La Pobla Del Duc (València). Els meus avis materns van ser José-Adran Poquet Comes i Rosa Moll Mora,els dos  nascuts en Parcent(Alicante).

Els meus pares van ser Juan Poquet Navarro nascut a Barcelona en 1902 i la meva mare Adelaida Poquet Moll nascuda en Oran (Algèria) el 1906.

Els meus avis paterns van morir molt aviat ,el meu avi pertanyia al centre republicà de Barcelona, i el meu pare estudia el col·legi republican. Ella meus  avis materns se'n van anar molt joves a Algèria. El meu avi Jose-Adrian estava en la delegació d'Oran quan es va fundar el Partit Comunista Francès. Es  van quedar sempre a Oran, quan arriba el Stanbrook al port d'Oran va organitzar els forners perquè subministressin aliment als refugiats.

El meu pare en quedar-se orfe amb 16 anys se'n va anar a Oran .Cuando va esclatar la guerra el meu pare va entrar per Port-Vendres, per incorporar-se a l'exèrcit republicà i ho van manar a Roures on va ser fins que el van evacuar a França afligit d'un brot de paludisme, quan va recuperar el coneixement no va poder tornar a Espanya i com tenia el permís de residència a Algèria va tornar.

Quan entra el govern Petain el meu pare va ser jutjat en rebel·lia i condemnat a mort per pertànyer el  partit comunista, roman amagat fins a 1944 any de l'entrada dels americans.

L'octubre de 1944 es casa civilment amb la meva mare i jo vaig néixer el gener de 1946

Jo vaig viure fins els 20 anys a Oran, allà vaig realitzar tots meus estudi obtenint el títol de magisteri i quan el meu pare es va jubilar el 1966 vam tornar a Parcent Alicante. Em vaig casar i vaig viure a Ondara Alicante vam tenir tres fills Lucia, Juan Salvador i Lina.

Més tard per qüestions ideològiques per les quals el meu marit pertanyia a l'UGT ,el banc on treballava el va destinar a Ceuta el 1983, on vam estar 15 anys. El 1997 tornem a Parcent,  el meu marit va morir en el 2003 i continuo vivint al Parcent

Entrevista

Hola Lina, me podías dar tu nombre completo, el nombre de tus padres y tu lugar de nacimiento

Soy Lina Poquet Poquet, mi padre se llamaba Juan Poquet Navarro, nació en Barcelona y mi madre Adelaida Poquet Moll nacida en Orán Argelia y yo soy nacida en 1946 en Orán.

Lina, tienes conocimiento de la vida de tus padres de cuando fue la guerra civil y de cómo salen de España y de tus abuelos también.

Bueno yo soy, como lo diría, medio refugiada digamos, porqué el que vino a la guerra, mi padre, estaba en Orán desde 1920 y en el 36 cuando empezó la guerra se fue a Barcelona y lo mandaron arriba de Zaragoza. Y estuvo prácticamente toda la guerra allí, hasta que tuvo una crisis de paludismo casi al final de la guerra y estaba moribundo. Él sabe que se despertó en Francia, en un hospital pero no se acuerda qué hospital era ni nada.

Por qué motivo estaba tu padre en Orán, estaban tus abuelos en Orán.

No, es que mis dos abuelos eran hermanos, mi abuelo paterno era Genaro Poquet Comes y mi abuela era Rosa Navarro, mi abuela era valenciana, nacida en La pobla del Duc y mi abuelo en un pueblo de Alicante, Parcent. Mi abuelo materno también era nacido en Parcent y se llamaba José Adrián Poquet Comes, mi abuela Rosa Moll Mora.

¿Y por qué están tus abuelos en Orán?

Mis abuelos maternos, bueno es que primero mis abuelos paternos fueron a Argelia pues debió de ser sobre finales del 19.  Mi abuelo estaba secando los estanques salados que había en Sidi Bel Abbes. Y de ocho hijos que tenían, 7 se le murieron del tifus y el único que se le salvó fue uno que aún mamaba y mi abuela la pobre se volvía loca de haber perdido en 15 días tantos hijos y se volvieron para Barcelona.

Y también la desgracia los perseguía, y la pobre, el niño que tenía se les cayó de la cuna y se desnucó, que de ocho hijos se quedaron sin ninguno, después tuvo cinco más, de los cuales cuatro enterró la pobre y murió bastante joven, por lo visto debía de tener diabetes porque murió de gangrena, empezó con un dedo después el brazo y total que la pobre mujer se murió. Y mi abuelo se murió de pena, en tres meses el pobre hombre murió y mi padre se quedó huérfano con 16 años en Barcelona.

Él trabajaba de albañil, lo que había en aquel momento, de lo que podías encontrar, fue cuando se estaba haciendo la monumental, la famosa monumental y entonces pues no había trabajo y se iba a marchar a Estados Unidos y le escribió a mi abuelo, a su tío, en Orán y entonces mi abuelo dijo que no, “que en vez de irse a Estados Unidos te vienes aquí que tienes familia y trabajas con nosotros” porque mi abuelo había montado una empresa que hacía puentes y carreteras, que fue el único que no se enriqueció en Argelia porque era demasiado honrado. Decía que su apellido valía más que todo lo del mundo, eso viene de familia. Nos han llamado idiotas, imbéciles, es igual, más vale que nos llamen así que ladrones. Entonces mi padre se va Orán y se enamora de mi madre....

Los abuelos de Lina

¿Y tu madre por qué estaba en Orán?

Mi madre nació en Orán, mis abuelos se casaron en Orán, que eran del mismo pueblo pero se volvieron a encontrar en Orán porque fue a finales del siglo cuando hubo la crisis de la uva, porque Parcent era un pueblo que hacía mucha pasa y ellos pues vivían de eso.

¿Pero se casaron antes de la guerra civil?

Sí, sí.

Los padres de Lina

Tu padre y tu madre se casaron antes.

Mi padre y mi madre, no, después, mis abuelos maternos vivían en Orán, mi madre nace en Orán, después mi padre se viene a la guerra sin decir nada a nadie y por eso le mandó una foto a mi madre porque pensaba que si lo mataban cuando menos ella tuviese un recuerdo de él. Y hasta que no murió mi abuelo, que decía que no quería que se casaran porque sino los hijos iban a ser tontos, tenía razón en cierta parte, pues no se casaron. Y cuando murió mi abuelo, en 1943 se casaron.

¿Entonces tu padre estuvo en el frente?

Sí, además cuando llegó a Barcelona le dieron unas alpargatas, un mono y una escopeta de caza y le querían hacer sargento y él decía pero ¡qué sargento si yo no he hecho ni la mili!, porque no quiso venir cuando estaba Primo de Rivera para no hacer la mili.

El padre de Lina antes de marcharse al frente

¿Y toda la familia de tu madre sigue en Orán?

Seguía en Orán.

¿Y cuando sale a Francia que lo evacúan por el paludismo, sabes si va a algún campo de concentración?

No, porque como él tenía el permiso de residencia francés de Argelia, ya cogió un barco y se fue para Orán. Entonces ya se libró del campo de concentración por eso, por tener un permiso de residencia francés.

¿Cuando vuelve tu padre a Orán qué edad tiene?

Mi papá pues en el 39, o finales del 38 fue.

¿Y ahí es cuando se casa con tu madre?

No, se casan en 1944. Sí porque mi abuelo murió en 1943.

Tú tienes idea de que tus abuelos o de que tus padres en algún momento sintieran ganas de volver a España, que pensaba que si va morir Franco que volverían.

Sí, sí, mi padre siempre además decía que no quería morirse hasta que no se muriese Franco. Y me acuerdo que no le dieron el pasaporte, porque papá no tenía oficialmente ninguna causa aquí en España, pero en el consulado sabían muy bien quién era quién y dónde militaba mi padre. Y entonces pues no le dieron el pasaporte hasta el año 57.

¿Lina, y entonces los padres de tu madre eran de Alicante?

Sí.

¿Y ellos también se van?

A finales del 19 se van a Orán

 ¿Tu madre también quería volver?

¡Ay! mi madre encantada, ella conocía aquí porque venía todos los veranos desde pequeñita a la casa donde vivo yo ahora, que era de mis tatarabuelos, que era un riu rau que llaman, donde secaban las pasas, que ya hemos transformado eso y tal, para que esté más habitable. Esa casa le tocó a una hermana de mi abuela en herencia. Y además habían dicho que esa casa no se vendería nunca por si los que venían de Orán, que eran varios hermanos, por lo menos tener la casa de los abuelos, pero nada más le tocó a ella y la vendió. Y en el años 58 vinieron mis padres en un viaje que hicieron y estaba en venta y mi padre la compró.

La casa de Lina en Orán

¿En tu casa tenían relación con la gente republicana, tenían amigos, se juntaban, cómo era la vida?

En mi casa yo siempre he tenido tíos que venían de España, primos de mis padres, oficialmente eran tíos, primos, pero eran refugiados que venían, hasta Santiago Carrillo estuvo en mi casa, estuvo seis meses, que por cierto en uno de sus libros habla de las famosas berenjenas de la señora Poquet, en aquel momento era cuando la guerra y no había..., y se comía lo que se podía.

¿Tu padre siempre fue del Partido Socialista?

Mi padre era del Partido Comunista.

¿Y llegando a Argelia seguía siendo del Partido Comunista?

Sí, sí. Mi abuelo materno fue uno de los fundadores del Partido Comunista Francés, además muy gracioso porque mi padre se sabía la internacional en francés pero no se la sabía en español y a mí me pasó lo contrario. Porque es que yo he vivido la época de la prohibición del Partido Comunista en Argelia.

Entonces a parte de que tenían los amigos que iban exiliados a tu casa, había algún centro en el que fueran tus padres de refugiados...

...de refugiados y además teníamos la Asociación France-Urss, que era, como te diría, Francia con la Unión Soviética que nos pasaban películas, me acuerdo que hubo una película que me impactó muchísimo cuando era pequeña que era El Acorazado Potemkin, y esa película hasta que no la he encontrado no he parado.

¿Oye Lina tu eres hija única?

Sí.

Lina con un año

¿Y cuando tú ya tienes uso de razón, cuando empiezas a pensar y ver las cosas, cómo era tu vida, qué recuerdos tienes? ¿Cuando empiezas a ir a la escuela en qué escuela vas?

Yo voy a una escuela pública, porque en Francia las escuelas privadas eran para los burros como decían, y he tenido muy buenos maestros, igual en la primaria que en la secundaria, profesores estupendos, que me han dado el gusto por aprender, por saber siempre algo más, que han sabido despertar una curiosidad, que para mí eso es muy importante y me han descubierto los libros, que es un mundo maravilloso.

¿En tu vida cotidiana cuando ibas a la escuela, cómo era? ¿Qué tipo de amistades tenías?

A la escuela, bueno es que yo he sido bastante traviesa, mi padre deseaba un chico para el primogénito, como todos los hombres y entonces a mí me educaron más bien como un chico y yo pues jugaba con los chicos en la calle y para poder tenía que ser más trasto que ellos y entonces pues eso de jugar a las muñequitas y a esto, a mí no me iba, a mí me iba pues jugar a vaqueros o si habíamos visto una película de mosqueteros pues a mosqueteros, jugar con los huesos de los albaricoques, en los canales de agua poníamos tres huesos y con uno teníamos que tumbarlos y cosas de ésas.

¿Tus amigos de la escuela eran hijos de exiliados?

Había muchos hijos de exiliados sí. Y teníamos también amigos del lugar, sí, yo he tenido amigas musulmanas, hebreas, si había una fiesta por ejemplo, una fiesta judía pues lo celebramos juntos te invitaban, si era por ejemplo la fiesta después del ramadán del los musulmanes pues te invitaban y siempre jugamos con todas. Lo que pasó es que a partir del 60 ya las cosas…, los musulmanes que vivían en el barrio se tuvieron que marchar porque se cargaron a más de uno.

¿En tu casa cuál era la lengua vehicular que se hablaba?

Mis padres y mi abuela y mi tía entre ellos hablaban en valenciano, conmigo mi padre y mi tía y mi madre me hablaban en francés y yo con mi abuela hablaba en valenciano, si no me decía mi abuela "mira que francesa habla la chiqueta" entonces tenía que hablarle valenciano y fíjate que ella llevaba desde los 16 años en Orán y no ha hablado nunca ni en castellano ni en francés.

En tu casa la preparación de los alimentos era de tipo español.

Español, habían pues sí comidas francesas o también italianas, es que Orán era una mezcla de culturas y por ejemplo el cuscus también lo hacía mi madre y muchas cosas, comida judía, era una mezcla de culturas que cada uno pues iba cogiendo lo que le gustaba.

¿Tenían costumbre de comer cosas del lugar argelinas?

En mi casa se hacía una comida más bien española, pero...

¿Y cuando empiezas tú a comer una comida más argelina?

No, yo normalmente... es que yo no comía, menos mal que había la leche, porque no me gustaba nada, no, en absoluto, pero bueno después de a partir de los 14, 15 años, ya empiezas a comer de todo, es cuando empiezo a comer. Y a mi me gustaba todo. Ay, la “calentita”, eso que llevaban los moritos vendiendo por la calle, a la hora del recreo te cortaban un trocito de “calentita” que valía cinco céntimos.

¿Qué era?

La “calentita” era como una especie de tortilla, no era tortilla, era harina de de garbanzo y le hacían al horno en una  "llauna" (una lata), no sé cómo se dice en castellano, y entonces después iban con los carritos y te vendían un trozo y le ponían un poco de sal y estaba buenísimo.

Y también a mí lo que me encantaba eran los pinchitos, no lo pinchitos que te venden por aquí porque eso no tiene nada que ver con los pinchos morunos. En fin unas comidas muy buenas, el cuscus que es una delicia, además unos postres que te hacen para el ramadán, es que te pones como el quico, porque hacen unos postres con miel y almendras que son unas delicias, y eso que yo al dulce no le pegó muy fuerte.

¿Y tenías amigos de Orán, o amigos argelinos?

Argelinos, sí, un montón.

¿No llegaste nunca hablar árabe?

Yo lo hablaba, es que de pequeña aprendes más fácilmente los idiomas. Lo que pasa es que de no practicarlo, es como el inglés, lo hablaba también, siete años que estudié inglés, lo hablaba perfectamente, pero "I have forgotten".

¿Cuando tú vas a la escuela pública y terminas el bachillerato en la escuela pública?

Sí en la escuela pública.

¿Tenía salidas con hijos de grupos de exiliados?

Sí, sí, teníamos el local de las juventudes.

Cuéntame ese local qué era.

¿Tú siempre has tenido nacionalidad francesa?

Sí.

Aunque tu padre era español te registran y tienes nacionalidad francesa.

Sí por parte de mi mamá.

¿Cuando empieza todo lo de la guerra de independencia qué pasa con este grupo y contigo como persona?

Empieza en el 54,  yo tenía ocho años y no me daba cuenta de lo que estaba pasando pero en el 61 vinieron a mi padre y le pidieron dinero para la OAS, para que contribuyera....

El padre de Lina

¿Qué era la OAS?

Era la Organisation de l’armée secrète, era el fachmen más fachamen, pagado por los terratenientes.

¿Era francés?

Francés sí, bueno aunque se llamaban a lo mejor Rodríguez o Martínez, eran colonos y era que los musulmanes tenían que trabajar y no tenían derecho a nada, en fin, que mi padre les dijo “bueno mira si ese dinero es para comprar comida o medicamentos para las personas, todo lo que queráis, pero si es para matar, para comprar armas para matar a la gente yo no doy un duro”. A la semana siguiente, el día 22 de noviembre de 1961 nos pusieron una bomba en casa.

Atentado de la OAS contra las reservas de petróleo

¿Dentro de tu casa?

Sí delante de la puerta, en el primer piso que es donde vivíamos nosotros, que derribó 16 puertas y no nos mató de puro milagro.

¿Estaban ustedes dentro?

Estábamos dentro.

Y a vecinos tampoco.

No. En fin.

Y en ese momento qué decide tu padre.

En ese momento mi padre estaba preparándose, porque mi padre trabajaba en Oran Républicain, en Orán. Un periódico en donde uno de los co-fundadores era mi abuelo, el padre de mi madre, que estaba metido en todos los líos. Y entonces mi padre se acostaba un rato antes de irse a trabajar y sobre las 9:30 se iba, estaba vistiéndose cuando explotó la bomba. Y eso pues te impacta bastante cuando tienes 15 años, pero es que a los dos días yendo yo al colegio intentaron atropellarme dos veces, atropellarme con un coche dos veces, porque sabían que si me hacían daño a mí le hacían más daño a mi padre que si le hacían daño a él.

¿No te pasó nunca nada?

No porque en ese momento tenía yo unos reflejos tremendos y salté, pero el tío impactó contra la farola. Y el tres de diciembre cogimos el avión para venirnos a España y nos quedamos hasta septiembre del 62, que volvimos a Orán. Salimos el 3 de diciembre del 61, vinimos al pueblo de mis abuelos, mi padre, mi madre y yo y se quedan en Orán mi abuela que era muy mayor, tenía 93 años y mi tía.

¿Cuando tu padre te dice que se vienen, tú que piensas en ese momento?

Yo por un lado contenta de venirme porque en fin aquí tenía muy buenos amigos y amigas y me gustaba pero por otro lado también me dolía, tenía toda mi familia allí en Orán y tenía mis amigos y mis amigas y eso que tienes el primer amor también que lo ves tan bonito e irse era un dilema, pero al ver que me habían…, ya cogí un poquito de miedo y entonces mi padre dijo “no, nos vamos” y nos vinimos para acá.

En ese tiempo que están aquí, no te sientes extraña de venir al pueblo y ver que las cosas eran tan distintas de como tú las tenías en Orán.

Uahh!...uahh!! Y además es que para no perder el tiempo mis padres me pusieron a estudiar, los profesores que había en los pueblos de al lado daban clases particulares para prepararte para el bachiller y yo hice pues primero y segundo de bachiller y tuve que aprenderme la misa en latín.

¿Ibas a la escuela?

Sí tenías que prepararte y te tenías que saber la misa en latín y además yo alucinaba con la formación del espíritu nacional, uahh!...uah!!!! ¡Yo alucinaba en color, y no me he echado ninguna raya, lo juro!.

¿Y tus papás qué hacían?

Mi papá se puso a trabajar de albañil.

¿Y no tenía problemas de que lo persiguiera nadie?

No porque en el pueblo no conocían a mi padre, mi padre había nacido en Barcelona, el que era del pueblo era mi abuelo. El cura sabía muy bien quién era mi padre, porque un día hablando - porque unos primos de mi madre que tienen un chalet detrás de nuestro, eran muy beatos y por lo menos dos meses por semana iba el cura a comer en su casa-  me dice "Lina, esta semana no has ido a misa". Y le digo “no es que ha venido gente”, yo buscándome una excusa. Y me dice “pues mira yo tengo más confianza en tu padre que no viene nunca misa, que no lo he visto nunca en misa, que en muchos que vienen prácticamente todos los días, porque tu padre sé que es un hombre honrado pero otros no lo sé”.

¿Y era muy triste el panorama cuando tú llegaste?

En Orán yo estudiaba los poetas por ejemplo la generación del 27 y entonces éstas personas que te digo que eran muy beatos, eran maestros y entonces estamos hablando con los hijos de García Lorca, de Miguel Hernández y me salta el padre y me dice ofuscado "uf!! ¡!!Pero esa gente son malditos, son poetas malditos, no hables de eso!!" Y yo me quedé " pues el romancero gitano a mí me encanta", con toda mi candidez, a mí me parecía...

¿Y después de un año tu padre decide regresar?

Sí, sí, volvimos porque estaba mi tía y mi abuela. Entre tanto mi abuela había fallecido en agosto.

Y tú encantada de volver a Orán.

Sí encantada y cuando llegué allí, que prácticamente toda la familia se había marchado para Francia…

1º de mayo de 1963 en Orán

Ya se había declarado la guerra.

Sí la independencia.

¿Qué diferencia hay desde tu punto de vista del Orán que tu habías dejado a cuando  regresas?

El Orán que había dejado yo era un Orán de pánico, era un Orán que te mataba un hombre porque si, varios amigos de mi padre refugiados los han matado.

Pero ese Orán al que tú vuelves que ya es independiente está igual o es diferente.

Es diferente, yo me alegré mientras que estuve ... era la République Démocratique Populaire, democrática y popular de Argelia y entonces veías un afán de superación de querer ser un pueblo culto, ¿eh? pero después hubo el golpe de estado de Boumedienne y se fue todo al traste.

¿Cuánto tiempo más están ustedes en Orán?

Nosotros estuvimos hasta el 66, sí, que mi padre se jubiló.

¿En ese momento tú ibas a estudiar a donde?

Yo he hecho la escuela normal.

¿Seguías en el centro de la juventud?

Sí es que el centro lo hicimos a finales del 62, principios del 63.

Lina

¿Cuándo deciden volver a irse a dónde se van?

Al pueblo.

Nunca para Francia.

No.

O sea que ya salen en el 66 para España.

Sí mi padre se jubiló y se vinieron para acá.

Y cuando tú Lina llegas al pueblo ¿cómo es tu forma de integrarte, de ver las cosas, qué te decían, trabajabas, qué pasa con tu persona?

Ahí se me cae el mundo, sí porque había una mentalidad muy cerrada, yo no estaba acostumbrada …, había muchas cosas que me chocaban, ¿eh? Por ejemplo yo era la única chica que conducía en el pueblo e íbamos a las fiestas del pueblo de al lado y subíamos en mi 4L ¡hasta 15 personas!, que yo ahora lo pienso y digo bueno ¡para habernos matado!, pero en fin. Y veía mucha hipocresía.

¿Y seguías estudiando?

Sí, magisterio, pero bueno después me casé y ya ...

Antes de casarte tu papá y tu mamá siguen trabajando.

No mi papá ya se había jubilado.

¿Después te casas?

Me caso con un chico de Ondara, he tenido tres hijos, mi marido era empleado de banca, de izquierdas también, por eso como represalia el banco lo mandó a Ceuta. Sí, porque no sólamente era de izquierdas sino que era de la UGT, en fin representante de los trabajadores en el banco y lo mandan a Ceuta. Oficialmente era un ascenso.

Salvador, marido de Lina

¿Y cuánto tiempo vivieron en Ceuta?

Oficialmente nos fuimos para un año, nos quedamos 14 años.

¿Antes de casarte, en el pueblo tuviste problemas de idioma, la gente te aceptaba normalmente, eras la francesa?

Exactamente, era la francesa, era la francesa.

¿Para llévate con la gente te costó?

No, no ves que yo venía desde pequeña, desde los 10 años en verano y entonces he tenido siempre amigas, si se puede llamar amigas, compañeras digamos, yo hablaba de política con sus padres, uno que era socialista, el otro que sabía yo que era comunista y con ellos, pero hablaban en voz baja, “cuidado que no se enteren, cuidado, cuidado,... tanca la porta...tanca la finestra que no ho senten”, siempre era gente con miedo, pero es que al no haber vivido esa represión que había aquí, yo no lo entendía, ahora comprendo que esa gente tenga miedo, porque lo habían pasado muy mal.

Mi suegra quemó todos los papeles de mi suegro, de su paso en la guerra, del miedo de que lo cogieran, que les cogieran los papeles. Mi suegro por ejemplo cada vez que pasaba un general o un gobernador civil por Ondara, como había la carretera general, pues el día antes venían, lo esposaban y se lo llevaban al cuartelillo. Pues imagínate mi marido un crío, que vivió con 4, 5, 6 o hasta los 12, 14 años que veas que tu padre se lo llevan preso, pues es traumático ¿eh? Y eso nosotros los que no hemos estado... hemos tenido la suerte de no vivirlo. Hemos tenido otras desgracias. A mí me parece que si hubiera vivido aquí desde pequeña hubiese... o explotó, y me encierran o me muero.

En el momento que te vas a Ceuta con la familia cómo pasa esa vida en Ceuta.

Pues mira teníamos más amistad con los militares que con los civiles prácticamente, por que era un sitio muy especial, tienen complejo de españolidad, porque a ti no se te ocurra decir soy español, pues yo soy valenciano o yo soy catalán, o yo soy extremeño, ese sentimiento de…, tienen tal complejo de ser menos que los de la península, que si se te ocurre decir " cuando me vaya a España", bueno es que te comen ¿eh?, esto de la península. Entonces es una mentalidad un poco digamos colonialista.

¿Tu compañero sigue trabajando en el banco?

No, falleció. Al poco tiempo de jubilarse, se jubiló a los 55...

¿Tú trabajaste en Ceuta?

No.

Cuidas de tus hijos.

Sí cuidé de mis hijos.

¿Y allá también seguías siendo la francesa o era más abierto?

Para mí sí..., era la mujer de mi marido ¡ja!... fue graciosísimo porque primero nos fuimos mi marido y yo para encontrar piso y después llevamos a los niños, porque no te ibas a ir con los tres niños al hotel sin saber a dónde ibas a ir. Y yo al cabo de una semana ya tenía piso cuando allí es dificilísimo encontrar piso. Y te voy a explicar una anécdota muy graciosa. Fui a una agencia de pisos y le digo “muy buenas mire estoy buscando un piso para poder traer a mis hijos” dice “pues mire es muy difícil, pero si acaso déme sus datos” y yo le digo “mire yo no tengo teléfono porque estamos en el hotel, pero mi marido trabaja en el Banco Popular”, que eso ya era un aval, trabajar en el Banco Popular y dice “bueno déme sus nombres y apellidos y en cuanto sepa algo le aviso”. “Bueno pues se llama Salvador Vives Bahamonde “y me dice “¿qué es familia del caudillo?” y le digo “pues mire algo de familia sí que son”. No le faltó más que sacarme la alfombra roja. Me hizo un besamanos que yo me estaba muriendo de risa, aguantándome para no reírme a carcajadas delante de ella. Al cabo de una semana yo tenía piso.

¿Cuándo deciden volver a Valencia?

Cuando se jubiló mi marido, a los 55, que habíamos arreglado la casa y nos vinimos para acá.

¿Se te reconoce como hija del exilio?

No.

¿Y ahora eres española?

Yo soy española desde que me casé, ahora tengo doble nacionalidad y mis hijos también.

Su hija con su marido y su hija

¿Has ido alguna vez a Barcelona donde nació tu padre, conoces el lugar?

Si y además fue muy curioso porque los mismos vecinos que vivían cuando mi padre era pequeño vivían ahí y entonces le dicen a mi padre "Ay Navarret" porque mi abuela era Navarro y él era Navarrete y le dicen "Ay chic quina noia mes bufona tens" y yo planteé los oídos, bufón, en francés es bufón del rey y me sentó como un tiro y cuando bajamos las escaleras mi padre dice “¿qué te pasa? que no has dicho ni mu, tú que estás siempre dándole al palique”, y yo “ay! que calla que ésta me ha dicho que yo tenía cara de chiste, ¿eh?, que era un bufón”, y mi padre se moría de risa, empezó a reírse y llama la vecina muerto de risa y le explicó y aquella se moría de risa de ver lo que había entendido yo.

Finalmente estado yendo y viniendo al pueblo varias veces. ¿Qué es lo que más valoras de vivir en el pueblo?

Bueno es que yo vivo en un chalet apartada del pueblo y es que no me entero prácticamente de nada, ni de las habladurías, porque es que ahora han formado dos clanes, los de la izquierda que se ha opuesto a un proyecto que querían hacernos de 3500 chalet y tirar unos pinos que hay, sin infraestructuras ni nada, y la derecha, pero una derecha que se ha vuelto radical total, con una mala leche, que no se hablan entre padres e hijos, que dices bueno pero eso es demencial, eso es demencial. Que en un pueblo tan pequeño, es que vecinas que se han hablado toda la vida, que han sido como más que familia y ahora no se hablan por eso, es que no lo entiendo. Tú puedes opinar de una manera y yo puedo opinar de otra pero oye la amistad para mí es lo más, y llevarse bien con los demás es primordial ¿eh? Entonces como que no quiero enterarme de muchas cosas pues no subo al pueblo y allí en mi casa voy hecha una gitana, que es lo que me gusta mi ¿eh? y la mar de tranquila.

Lina con sus hijos, su nuera y sus nietos.

¿Lina, qué ha significado para ti en tu forma de vivir y de pensar y de actuar, en tu forma de ser, el hecho de ser hija y nieta de exiliados?

Yo me acuerdo que en el 61, en pleno invierno que estábamos mi padre, mi madre yo al lado del fuego oyendo La Pirenaica en ese momento, en Radio España Independiente y mi madre estaba un poco sorda y la teníamos bastante fuerte para que la mujer la pudiera oír y con eso oímos “pum, pum,pum”, llamar a la puerta y mi padre “¿quién es?”, “la guardia civil”, y no vieses los tres tirándonos encima de la radio para cambiar la emisora, una noche de ésas, de truenos y de lluvias, los pobres la verdad que me dieron pena, porque los capotes que llevaban estaban...eran de verdad esos de fieltro, estaban empapaditos, calados, me parece que hasta los calzoncillos llevaban calados y de verdad que... Mi padre decía "¿Os han mandao?" que sí, que les firmáramos que habían pasado por aquí en nuestra casa para que el sargento viera que habían hecho la ronda que tenían que hacer, y pues estaban como a 8 km de donde vivían, a pie, y mi madre la mujer les dice “espérense, quítense la capa y pónganla aquí cerca del fuego que por lo menos escurra un poco y les voy a hacer café”. Mi mamá hizo café, mi papá sacó el coñac, por lo menos que se calentaran un poco que no se nos murieran ahí los pobres, ¿eh? Pero el susto que nos llevamos fue tremendo, nos temblaban las piernas así, pero a mí me dieron lástima de verdad, porque que una persona a un subalterno lo pueda tratar así, me parece que es abyecto y además es que yo no sé mandar. Venía una mujer ahí a Ceuta a ayudarme una vez por semana pues a hacer las cosas más pesadas, más a fondo y tal y me decía, pero, “Madame Lina, tú no ser como las demás, las demás cuando yo llegar ponerse guapas e irse paseo, pero tú trabajar más que yo”. Yo es que soy así, no te voy a dejar aquí trabajando y yo paseándome, es que no me sale, lo encuentro... y me han criado en ese ambiente ¿eh?

Por ejemplo mi abuelo que hacía puentes y carreteras, trabajaba nada más desde la primavera hasta el otoño, porque ya cuando empezaban las crecidas de los ríos ya no podían trabajar porque eran encofrados de madera y tenía un equipo de marroquíes que eran rifeños, de Nador, que venían, que era el equipo que llevaba él siempre trabajando y al pueblo donde llegaban pues cogían la mano de obra que les hacía falta para ayudarles.

Y vino el delegado de gobierno y el representante de los colonos a decirle a mi abuelo que era la época de la siega y que no encontraban trabajadores, que todos estaban trabajando con él y le dicen "es que usted les paga demasiado" y él le dice "no señor, yo les pago lo que manda la ley y usted cómo representante de gobierno es tan sinvergüenza como este señor".

Y mi padre que estaba desencofrando un pilar del puente y tenía la llave esta que es para quitar los clavos, mi abuelo le cogió y si no se meten pronto en el coche a mi abuelo le abren la cabeza. Aún recriminándote que les pagaras lo que tenían que cobrar.

Y a los que venían de Nador les pagaba el dinero del tren y para ahorrarse se iban a pie con las alpargatas colgadas al hombro a pie desde Orán a Nador y mi abuelo les daba el dinero para que cogieran el tren. Y después uno de ellos murió en casa, trabajaba con mi padre desde que abrieron el almacén de material de construcción y el pobre hombre ya era mayor y murió en casa en un piso que teníamos.

¿Lina quieres añadir alguna cosa más?

Pues que espero que todo lo que han luchado nuestros padres y nuestros abuelos no sea en vano que no se lo merecen.

Gracias

     
^ subir ^
   
      ______________________________________________________________________________    
     
©exiliorepublicano.org